¿Qué teclado musical compro para mis hijos?

Piano

Ayer me escribió un amigo a través de WhatsApp para hacerme una pregunta que recibo de vez en cuando, tiene 2 hijos de 7 y 10 años y quería saber cuál era en mi opinión la mejor opción de compra para un teclado musical y que empezaran a tocar con la idea de contratar a un profesor de piano en breve.

Unos amigos suyos le habían recomendado el Yamaha EZ-220, es un teclado de 61 teclas de tacto blando (tipo órgano) y con luces para que los niños puedan seguir la melodía cuando quieran tocar una canción, conexión con la app gratuita para iPad Page Turner de Yamaha y una buena alternativa para que nuestros hijos “se diviertan y tengan una primera aproximación al instrumento”.

En mi caso empecé a tocar hace 35 años con un teclado Casio-PT20 (que aún conservo) de aquellos pequeños. Para mí surgió como un juego (me lo trajeron los Reyes Magos), pero en ningún caso pude aprender yo solo las bases de cómo tocar el piano o como colocar las manos o leer una partitura, necesité la ayuda de profesores.

Si elegimos un teclado de teclas blandas (como el EZ-220) tenemos que tener en cuenta que si luego saltamos a un piano o a un teclado de teclas contrapesadas (tacto de piano) va a ser mucho más difícil adaptarnos al instrumento. En las teclas con acción martillo hay que hacer más presión para “que suenen” con lo que siempre recomiendo invertir (si es posible) algo más de dinero en algún teclado que tenga teclas similares a las de un piano (88 teclas con acción martillo) ya que pasar de un tacto más rígido como es el de un piano de verdad a teclas tipo órgano es más sencillo que hacerlo al revés.

Mis dos propuestas siempre son el Yamaha P-45 que está en el entorno de los 400€ y tiene 88 teclas contrapesadas o el Casio CDP-S100 que cuesta unos 340€.

Durante los cinco años que estuve impartiendo clase y pude desarrollar un método propio traté en un principio de enseñar a los más pequeños con colores o luces ya que algunos tenían teclados tipo Yamaha EZ-220 (que es una opción recomendable para “jugar” con el instrumento, pero por mi experiencia se suelen cansar rápido).

Me di cuenta de que al final no importan las funcionalidades que tenga el teclado sino la empatía que los alumnos tengan con el profesor, poderles transmitir que la música va más allá de leer una partitura y así conseguir que desarrollen el amor por el piano y que de esa manera consigan la constancia necesaria para sentarse todos los días un rato y llegar a tocar bien el instrumento.

#piano #musica #instrumentomusical