Jojo Rabbit se me ha hecho bola…

Las dos cosas que se me hacían bola de pequeño eran la carne de ternura y el jamón serrano, cuando el masticamiento ya no daba para más, me detenía en seco y espetaba “se me ha hecho bola!”, y lo arrojaba como una hormigonera. Si se generaba aquel desagradable boliche en la boca podías darte por jodido, ni palante ni patrás. 

Esta semana estoy viendo películas de pasadas ediciones de los Óscar que tenía pendientes, venía de una muy buena racha disfrutona en los últimos días, primero con Richard Jewell de Clint Eastwood y después con El Regreso de Mary Poppins, cada una en su género y número, claro.

Ayer le tocó la vez a Jojo Rabbit, la empecé a visionar con máxima ilusión y expectoración, desde la escena del campamento se me empezó a hacer bola, y mi cerebro… “se te está haciendo bola”, “que no entramos en la historia…”, y yo: “céntrate por Dios!!!”, “que la perdemos!!“.

No soy muy fan de ese tipo de humor, yo provengo de una larga estirpe de entusiastas e hinchas de los Hermanos Marx, Les Luthiers y los Zucker & Abrahams, si me colocas un humor evidente del Bosque, de tarta en la cara, mi cerebro no ríe, sufre, y se pone mohíno escozío, así que en el minuto 46 abandoné la película.

Hoy la he vuelto a poner y en el 47 pega una remontada tras el último atisbo de comedia (concretamente en la escena que aparece La Gestapo, que es igual que la escena de “Doctor-Doctor” de Espías Como Nosotros, que es igual que la escena del saludo de Una Noche en la Ópera), luego viene la parte del drama y en ese momento a pesar de la tragedia se alegra mi corazón, porque puede deglutir la bola.

En esto de los gustos siempre hay una cosa que me apasiona, a los que les gusta algo (sobre todo en el arte) siempre tratan de convencer a los que no les gusta “aquello” de que están equivocados, que son ignorantes, y a mí eso se me hace bola también.

Tenemos derecho a que no nos guste el caviar ni la trufa. A mí la trufa me sabe a gas, a gas!!!, sí, A GAS!!, qué pasa?, pero me dicen los entendidos “la trufa es lo mejor!!!”, “COME TRUFA!!”, está bien, es lo mejor, comeré trufa hasta reventar.

Al final me ha gustado Jojo Rabbit pero no tanto como Roger Rabbit.