BLOG

Cómo alcancé cien mil oyentes mensuales en Spotify sin discográfica, editorial, manager ni promoción y conseguí vivir 100% de mi música.

Hace poco más de 4 años publiqué “Las Lombrices de Mi Memoria” ,mi tercer disco como artista independiente, fue una producción “en condiciones”,propia de multi, seguí lo establecido hasta entonces por el boca a boca que marcaban tanto la industria discográfica… Leer más »Cómo alcancé cien mil oyentes mensuales en Spotify sin discográfica, editorial, manager ni promoción y conseguí vivir 100% de mi música.

Toda La Culpa fue de Paul McCartney (I):

(De como la casualidad y un vinilo me llevaron a dedicarme a la profesión de músico)

Corría el año 84, yo contaba 8 años y vivía en Alicante con mi familia,en casa sonaban discos de jazz clásico ( Oscar Peterson, Art Tatum, Ella Fitzgerald), siempre a un volumen excesivamente alto para el vecindario pero no para mi padre, teníamos un residente  algo excéntrico en el séptimo piso que se dedicaba a tirar la basura desde su balcón porque le daba pereza coger el ascensor y bajar al contenedor,le gustaba el efecto paracaídas, a veces te sobresaltabas porque volvías del colegio y una enorme bolsa negra caía a tu lado, otras al hombre le costaba  subir a su casa y dormía bajo las escaleras de la portería y alguna vez le daba por golpear las puertas de todo el vecindario de la calle Alemania, vestía botas militares, llevaba la cabeza rapada y siempre iba de negro, debía tener algún problema de «nazimiento»….

Mí ídolo televisivo y musical en ese momento era Emilio Aragón, tenía un programa titulado «Ni En Vivo ni En Directo», un espacio de Sketches que emulaba el modelo americano de hacer tele, con una banda sonora que me parecía apoteósica…

Leer más »Toda La Culpa fue de Paul McCartney (I):

Toda La Culpa fue de Paul McCartney (II):

En el colegio, cuando elegían gente para jugar los partidos de fútbol yo siempre quedaba por detrás del rollizo de la clase, hay que joderse,no hay situación más embarazosa en la primera adolescencia que cuando el deportista de turno elige equipo y te dejan de recogepelotas después de un lamentable Chapí Chapó y el correspondiente monta y cabe, yo siempre deseaba que ni montara ni cupiera, ese era el único momento de alegría y júbilo, cuando estábamos todos en la fila y los líderes hacían chapí-chapó, chapí-chapó? Oh La la? Oh La la? Pero quién inventaría esa mierda?. Había días mejores en los que se lo jugaban todo a pares o nones, o en su defecto a piedra papel o tijera, lo bueno es que Paul había sacado el Press to Play y yo con eso era feliz.

Todos los compañeros a los que  dejaban en la cola de los partidos oficiales del colegio terminamos creando  un uglykidequipo llamado los Bastar2, nuestro logo era el muñeco de la contraportada del álbum de Ugly Kid Joe «Americas Least Wasted» , conseguimos colarnos en la liguilla de los Hermanos Maristas y perder todos los partidos por un mínimo de 10 a 0, no sabíamos quien era Hristo Stoichkov, pero conocíamos todos los músicos que habían participado en la grabación del Abbey Road de los Beatles.

Yo no era capaz de  pegarle una patada decente al balón, y cuando le daba era en modo punterón, realmente peligroso amigos (los punterones también eran conocidos en aquel momento como trafallones o trafallazos, con su correspondiente variante alicantina, la famosa Trafallá), en aquellos mundialitos la frase más repetida era « No vale portero regateador» , vaya dramaturgia con los porteros regateadores de los cojones, que coño hace un portero regateador? hoy en día me lo sigo preguntando, yo casi podía alcanzar mi boca con el pie en cada disparo…

Leer más »Toda La Culpa fue de Paul McCartney (II):